Inicio / Productos / Asientos

“Basket Chair” Gian Franco Legler para Bonaccina, 1951

Descripción del Producto

En 1951 el diseñador italiano con nacionalidad suiza, Gian Franco Legler,  crea como parte del mobiliario de uno de sus proyectos, “The basket restaurant” en 1951 la “basket chair”. Legler se inspira en las cestas del juego de “jai alai” para crear una de sus más conocidas producciones. Esta silla  está  realizada totalmente en  ratán trenzado a mano sobre una base metálica. Es apilable, y sus cuatro patas están forradas en plástico para aumentar su resistencia, y posibilitar su uso en exteriores. Fue producida por Bonaccina a partir de 1951. Actualmente fuera de producción.


Época

Los años 50 fueron una época de renovación y optimismo en la que la austeridad de la postguerra dio paso a un aumento del consumo sin precedentes. En los países occidentales las guerras dejaron paso a la paz y la libertad en una sociedad que hacia enormes esfuerzos para mejorar las condiciones políticas y materiales en el mundo.

Los estilos decorativos anteriores tan marcados por las influencias nacionales dieron paso a la creación basada en un pacifismo constructivo en los que primaban criterios de calidad y universalidad.

Arquitectura y diseño se aprovechan de los avances en la investigación militar heredados de la época de guerra, y se empiezan a descubrir nuevas aplicaciones a materiales como los laminados plásticos, la fibra de vidrio o la espuma de látex. Los diseñadores extraen su inspiración de múltiples y dispares fuentes entre las que se encuentran la física nuclear, la química molecular, la ciencia ficción o el arte africano.

En esta época Estados Unidos se desprende finalmente del complejo de la época de la Gran Depresión y empieza a experimentar un periodo de abundancia en el que se fomenta la nueva cultura del consumo. Los diseñadores y fabricantes empiezan a alimentar esta demanda creciente con productos de líneas estilizadas y futuristas que encarnan “el sueño americano”.

En Europa se supera la escasez de la postguerra con ingentes cantidades de sentido común y una creatividad impresionante. La vivienda adquiere una importancia central en la vida. Es el centro, el refugio donde sentirse al abrigo de una sociedad tecnológica que avanza imparable, y donde refugiarse del peligro de una guerra nuclear que parece inminente. Los estampados textiles incorporar nuevos materiales sintéticos en sus dibujos. Vidrieros y ceramistas investigan nuevos campos en la metalurgia para conseguir colores más intensos y más vibrantes. En Dinamarca se emplean formas orgánicas sensuales y revolucionarias. Ha pasado el tiempo en que la función se imponía a la forma y la esbeltez, la creatividad y los nuevos materiales dan lugar a innovadores diseños.

A ambas orillas del Atlántico se promueven las viviendas de tamaños más reducidos, y la posibilidad de ser propietario de una vivienda se extiende más allá de las clases burguesas. Estas nuevas viviendas de dimensiones reducidas generan la necesidad de nuevos tipos de mobiliario: paneles divisorios, sofás cama, muebles modulares aparecen de la mano de los diseñadores para cubrir estas necesidades.

Diseñador

Nacido 1922 en Locate, Italia, adquiere la nacionalidad suiza.

Legler no encuentra una formación adecuada en Suiza en ese momento, que le permita para cumplir su ambición de ser un diseñador industrial con capacidad para producir sus propias creaciones. Entonces toma la decisión de estudiar , como base arquitectura en la ETH de Zúrich. Posteriormente estudio diseño de máquinaria y producción de herramientas, seguido por un año de plástica y tecnología de la fibra en el MIT. Al finalizar sus estudios ingresó en SOM Arquitectos para la formación práctica, en Chicago, punto fuerte del diseño industrial en Estados Unidos. Posteriormente trabajó para Reinecke Design Associates.

A su vuelta a Zúrich en 1961, abrió la Legler «Diseño, Arquitectura y diseño de interiores» . Los diseños de Legler son funcionales, básicos, y orientados a resolver los problemas y las necesidades que requieren su proyectos. No obstante muchos de estos productos, inicialmente diseñados como parte de proyectos globales, tuvieron gran éxito en el mercado. Quizá el más conocido el la “basket chair” producida por bonaccina a partir de 1951.

“Basket Chair” Gian Franco Legler para Bonaccina, 1951

Medidas: 43x45x80cm
Estado: Original en perfecto estado
Pieza de coleccionista
2 unidades disponibles

¿Te interesa este producto?
Contacta con nosotros

Productos relacionados