Inicio / Productos / Asientos

Diamond chair, Harry Bertoia para Knoll 1952

Descripción del Producto

La diamond chair, también conocida como modelo número 421LU, fue diseñada en 1952 por Harry Bertoia y producida por Knoll Associates desde 1953 hasta el presente. Está construida con varillas de acero soldadas, curvadas y cubiertas de vinilo o cromadas. Los diseños de Bertoia no sólo respondían a exigencias funcionales sino que también exploraban la forma y el volumen. Tras algunos intentos de fabricación mecanizada, finalmente se constató que era más fácil fabricar sus modelos de varillas soldadas, a mano.

En palabras del mismo Bertoia, «Si nos fijamos en estas sillas, están hechas principalmente de aire, como una escultura. El espacio a través de ellas.»


Época

Los años 50 fueron una época de renovación y optimismo en la que la austeridad de la postguerra dio paso a un aumento del consumo sin precedentes. En los países occidentales las guerras dejaron paso a la paz y la libertad en una sociedad que hacia enormes esfuerzos para mejorar las condiciones políticas y materiales en el mundo.

Los estilos decorativos anteriores tan marcados por las influencias nacionales dieron paso a la creación basada en un pacifismo constructivo en los que primaban criterios de calidad y universalidad.

Arquitectura y diseño se aprovechan de los avances en la investigación militar heredados de la época de guerra, y se empiezan a descubrir nuevas aplicaciones a materiales como los laminados plásticos, la fibra de vidrio o la espuma de látex. Los diseñadores extraen su inspiración de múltiples y dispares fuentes entre las que se encuentran la física nuclear, la química molecular, la ciencia ficción o el arte africano.

En esta época Estados Unidos se desprende finalmente del complejo de la época de la Gran Depresión y empieza a experimentar un periodo de abundancia en el que se fomenta la nueva cultura del consumo. Los diseñadores y fabricantes empiezan a alimentar esta demanda creciente con productos de líneas estilizadas y futuristas que encarnan “el sueño americano”.

En Europa se supera la escasez de la postguerra con ingentes cantidades de sentido común y una creatividad impresionante. La vivienda adquiere una importancia central en la vida. Es el centro, el refugio donde sentirse al abrigo de una sociedad tecnológica que avanza imparable, y donde refugiarse del peligro de una guerra nuclear que parece inminente. Los estampados textiles incorporar nuevos materiales sintéticos en sus dibujos. Vidrieros y ceramistas investigan nuevos campos en la metalurgia para conseguir colores más intensos y más vibrantes. En Dinamarca se emplean formas orgánicas sensuales y revolucionarias. Ha pasado el tiempo en que la función se imponía a la forma y la esbeltez, la creatividad y los nuevos materiales dan lugar a innovadores diseños.

A ambas orillas del Atlántico se promueven las viviendas de tamaños más reducidos, y la posibilidad de ser propietario de una vivienda se extiende más allá de las clases burguesas. Estas nuevas viviendas de dimensiones reducidas generan la necesidad de nuevos tipos de mobiliario: paneles divisorios, sofás cama, muebles modulares aparecen de la mano de los diseñadores para cubrir estas necesidades.

Diseñador

Harry Bertoia (1915-1978) Artista y diseñador de muebles italiano, inicia su carrera en 1930 como estudiante en la Academia de Arte Cranbrook, Al terminar sus estudios restableció en el mismo centro el departamento de metalurgia, del que fue titular y ejerció como docente desde desde 1939 hasta 1943. Cuando este departamento cerró debido a las restricciones de material en tiempo de guerra, Bertoia se trasladó a Venecia, California, y allí trabajó con Charles y Ray Eames en el Evans Products Company, ayudando en el desarrollo de nuevas técnicas para el moldeado de madera contrachapada.

Harry Bertoia, tenía treinta y siete años de edad cuando diseñó la silla Diamond para Knoll en 1952 Una rara y hermosa pieza de mobiliario, que era fuerte pero delicada en apariencia, y que tuvo un éxito comercial inmediato, a pesar de estar hecho casi totalmente a mano. Con la silla Diamond, Bertoia creó un icono del diseño moderno e introdujo un nuevo material, malla de alambre industrial en el mundo del diseño de muebles.

1946 fue un año crucial para Bertoia. Se convirtió en ciudadano estadounidense, se trasladó a Bally, Pennsylvania, cerca de la fábrica de Knoll y estableció su propio estudio de diseño y escultura donde produjo numerosos diseños para Knoll.

Como escultor, Bertoia creó obras metálicas abstractas independientes, algunas de las cuales resonaban cuando se tocaban o tenían elementos en movimiento que eran movidos por el viento.

Bertoia recibió premios del Instituto Americano de Arquitectos en 1973 y la Academia Americana de las Letras en 1975.

Diamond chair, Harry Bertoia para Knoll 1952

Medidas :85x84x66 cm.
Silla original en perfecto estado con normales señales de uso.
Dos unidades disponible

¿Te interesa este producto?
Contacta con nosotros

Productos relacionados