Inicio / Productos / Complementos decoración

Placa esmaltada propaganda maoista 1968

Descripción del Producto

Placa propagandística en chapa esmaltada con la cara de Mao Tse Tung, líder y protagonista de la llamada «Revolución cultural» que se inició en 1966 y finalizó con el triunfo de la misma en 1968. Dicha revuelta, dirigida contra altos cargos del partido e intelectuales a los que Mao y sus seguidores acusaron de traicionar los ideales revolucionarios, al ser, según sus propias palabras, partidarios del camino capitalista. Lo que en principio supuso un intento sincero de restaurar la ortodoxia comunista frente a la burocratización y desviación «derechista» de la cúpula del Partido, acabó suponiendo una radicalización de la revolución china.

La placa data justo del último año de la revolución (1968) y en ella puede verse el rostro de Mao estilizado y con una estética constructivista imitando a la utilizada en la revolución rusa de 1917. Al mismo tiempo en chino puede leerse «Mao, en ti confiamos». En  el reverso hay una inscripción en chino y en inglés en la que constan  la fecha y el mes de confección de la misma.

Una pieza curiosa y de alto valor estético e histórico.


Época

El movimiento Pop-Art tiene sus inicios en los originales anuncios publicitarios de los años cincuenta y se caracteriza por la pintura en productos de consumo masivo; se trasladan elementos de la cultura popular que son identificables y comprensibles para el ciudadano común, a la categoría de arte. El máximo exponente de este movimiento –ilustrador de revistas y publicitario– fue Andy Warhol; polémico personaje y uno de los artistas mas influyentes del siglo XX que con sus serigrafías hace que el arte en serie popularice el arte.

El nuevo concepto estético del arte se traslada al diseño de objetos, y su poder de reproductibilidad hace que ya no sean objetos únicos, sino que se fabriquen en serie, aplicando en su elaboración materiales nuevos que responden a las necesidades y demandas de la época. Los diseñadores buscan un planteamiento joven y menos grave que el denominado “buen diseño”de los años 50. El diseño se traslada a lo cotidiano. El diseño Pop es fresco, colorido, innovador y buscaba un efecto inmediato. Llama la atención y genera un deseo de compra compulsivo. Pero también es efímero, y por lo tanto obsoleto a corto plazo y desechable. Esto, en lugar de producir una devaluación cultural del movimiento, reafirma su valor que se refuerza en la industrialización y la reproducción.

Muchos diseñadores optaron por el plástico como principal elemento constructivo ya que las nuevas técnicas de modelado lo convertían en un elemento dúctil, barato, y fácil de reproducir. Los colores chillones y las formas cercanas al Pop Art acapararon la estética del momento y desterraron los últimos vestigios de la estética de postguerra. Con sus connotaciones antidiseño contrarrestó el “menos es más” del movimiento moderno y condujo inevitablemente al diseño radical de los años 70.

Placa esmaltada propaganda maoista 1968

Rótulo original.
Díámetro 34,5 cm.
Alto valor histórico.

¿Te interesa este producto?
Contacta con nosotros

Productos relacionados