29 abril, 2020
Author: Jordi Noddings

Tendencias de interiorismo que contribuyen al rendimiento energético

 

Te contamos algunas tendencias de interiorismo que harán que tu factura eléctrica se reduzca, aunque antes tendrás que escoger la mejor tarifa.

Hay multitud de opciones para conseguir ahorrar energía en una vivienda. En la actualidad, la decoración es una parte clave a la hora de dar un estilo personal a la casa. Pero no solo eso, sino que las tendencias de interiorismo también abogan por reducir la cantidad de energía que se gasta para crear algunos objetos sino que ellos favorezcan la eficiencia energética. En este artículo te explicamos en detalle de qué estamos hablando y de la importancia de revisar las tarifas de luz y gas para conseguir un ahorro económico.

 

Unas tarifas que propicien el ahorro 

 Elegir la tarifa eléctrica con el precio más bajo no es la solución para el ahorro. Primero debes averiguar las características de tu consumo y escoger aquella modalidad que te favorezca (cuota fija, discriminación horaria, pack luz+gas…). Además, otra opción para conseguir un ahorro en tu factura eléctrica es bajar la potencia contratada. ¿Cuál es el precio de bajar la potencia contratada? Normalmente hay que pagar los derechos de enganche (menos de 10 euros). Pero ¿qué significa bajar la potencia contratada? Es reducir el término fijo de nuestra factura eléctrica, porque en ocasiones estamos pagando de más por un consumo que no realizamos.

 Por otro lado, si acabas de mudarte a una nueva vivienda puede que tengas que dar de alta la luz por primera vez, o que ya hubiera suministros activos anteriormente pero ahora estén dados de baja. Este trámite de la luz tendrá un gasto y estará listo en 7 días como máximo. No obstante, dar de alta la luz con Iberdrola, Repsol o Podo tendrá siempre el mismo precio, porque está regulado por el Gobierno de España y depende de la potencia contratada y de la ubicación del suministro.

 

Tendencias de interiorismo para ahorrar energía

A continuación te contamos algunas tendencias de interiorismo que favorecen el ahorro energético en la vivienda. Puedes implantar más de una en tu casa y ver cómo se reducen tus facturas. ¡Conviértete en un consumidor responsable a partir de hoy!

  • Alfombras, un elemento perfecto: las alfombras se han convertido en un complemento ideal para decorar salones, habitaciones, cocinas, baños, recibidores… Sin duda, uno de sus puntos fuertes es su versatilidad. Además, el gran abanico disponible de colores y texturas ayudan a ello. Y te preguntarás “¿y qué tienen que ver las alfombras con el ahorro energético?”, pues bien, estos objetos actúan de aislantes térmicos entre el suelo y nuestras estancias (¡y nuestros pies si vamos descalzos por casa!). Gracias a ellas, el frío que se traspasa por el suelo no llega tan fácil a nuestra vivienda.
  • Muebles y objetos de decoración reciclados: ahora está muy de moda reciclar muebles, restaurarlos con nuestras propias manos y darles otra nueva vida. Esto supone un ahorro energético, ya que no contribuimos a la producción de mobiliario nuevo. El aprovechamiento de los recursos que tenemos es muy beneficioso para el planeta, que no recibe más gases contaminantes. Una filosofía que cada vez llevan a cabo más consumidores es el ‘Do It Yourself’, conoce más sobre ella aquí.
  • Colores claros. El uso de colores claros para muebles y pinturas para estancias es una opción muy recomendable. Estas tonalidades permiten que la luz natural se proyecte por toda la estancia y dan sensación de amplitud. Prescindir de la luz artificial hará que el recibo eléctrico disminuya notablemente. Además, si quieres continuar con esta misma línea de sostenibilidad, apuesta por pinturas ecológicas para pintar las paredes de tu piso. Esta variedad no tiene componentes contaminantes para el planeta.